Las llamadas a la acción en el marketing son una de las principales herramientas para generar leads. Eso sí, siempre y cuando sepas utilizarlas de una forma precisa que te permita captar la atención de clientes potenciales.

Lo que llamamos CTA, call to action o llamada a la acción no es más que un reclamo para que los visitantes a nuestro sitio realicen una acción en concreto. Su principal característica es que tiene forma de botón o de enlace y un texto que anima al usuario a hacer clic.

Por lo general, este texto contiene términos en modo infinitivo o imperativo («enviar», «apúntate ya», «descarga el ebook»), aunque no siempre es así, ya que a veces se recurre a soluciones creativas como «Yo me apunto».

Otra característica que suele identificar a los call to action es que presentan un diseño que les hace destacar dentro de la página, por ejemplo, un botón en relieve con un color que genere contraste.

Call to action: como crearlas de forma efectiva

 

  • Analiza a quién te diriges. Si hay una sola máxima que resumen el marketing, debería ser la de «conoce a tus clientes». Según sea nuestro buyer persona, así serán las ofertas que le interesen y las técnicas que podemos usar para atraerle. Por tanto, el primer paso es pensar en qué le interesa a nuestro cliente ideal y cómo podemos ofrecérselo.
  • Salte de lo típico. Todos estamos hartos de los formularios con el botón «Enviar», que además no dice nada. Si quieres incrementar tu ratio de conversión, atrévete con los copys más directos y creativos. Eso sí, ten en cuenta que siempre debe quedar claro cuál es tu oferta y qué quieres que haga el usuario.
  • Cuida el diseño. Para diseñar un buen CTA, hay que equilibrar dos necesidades diferentes: la de que destaque entre el resto de elementos de la página y la de que esté en línea con la guía de estilo y la imagen de marca. ¡Prueba con diferentes colores y formatos!
  • Adáptate a diferentes dispositivos. De nada te servirá tener el call to action más bonito del mundo si los usuarios de móvil no pueden hacer clic. En función de la pantalla que se use, las necesidades pueden ser muy distintas, así que asegúrate de estar preparado para todas las posibilidades.
  • No abuses. Si una landing page es muy larga, puede ser buena idea poner una llamada a la acción en la parte superior de la página y otra al final, cuando el usuario haya hecho scroll para leer todas las características de la oferta. Pero nunca es buena idea abarrotar la página de botones por todas partes.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *